Tipos de mampostería en piedra

Tipos de mampostería de piedra

La mampostería es un sistema utilizado por la construcción tradicional. Consiste en construir muros mediante el uso de piedra, rocas o ladrillos superpuestos. Estos materiales, que conocemos con el nombre de mampuestos, se colocan de manera manual y aparejada. Para que se adhieran entre sí, y la construcción resulte segura, se utiliza una mezcla de cemento o cal con arena y agua.

Tipos de mampostería

A lo largo de la historia se han desarrollado diferentes sistemas de construcción. Entre los tipos de mampostería más destacados encontrarás los siguientes:

Ordinaria

En este caso, emplearás la argamasa para fijar las piedras y rellenar los huecos que van quedando entre la unión de las piezas. Las rocas deben estar organizadas de manera tal que los espacios a rellenar con argamasa sean lo más pequeños posible, se produzca el menor desperdicio de material posible y se obtenga un acabado limpio.

En seco

Aquí no se utiliza mortero. Para conseguir la construcción de muros con estas características, selecciona cuidadosamente las piedras a utilizar, de manera que puedas conseguir estabilidad en la construcción y que esta sea segura. Los espacios vacíos que van quedando los rellenarás con ripios, que son pequeñas piedras que encajan en estos agujeros.

Concertada

El mampuesto que usamos en este tipo de construcción está labrado en las caras de juntas. Las piezas se disponen de manera poligonal para que ofrezcan un aspecto regular y limpio. Si necesitas construir muros más anchos que las rocas del mampuesto, coloca primero los que van a quedar visibles mientras que, con el resto, harás el relleno. Incluirás ripios, de ser necesario.

Careada

Las piedras que utilizarás aquí también son labradas, pero, en este caso, pulirás las caras exteriores solamente para conseguir un aspecto más prolijo. En este caso no importa mucho el tamaño de las piezas, ya que el aspecto externo siempre resultará regular. Los espacios vacíos se rellenarán con ripios.

Decorativa

Se emplea para embellecer las paredes interiores o exteriores ya construidas. Es muy utilizada para sitios públicos, como plazas, aunque también se emplea para resaltar elementos en las decoraciones rústicas, tales como columnas o chimeneas. En este caso, emplearás piedras regulares y de tamaño similar, generalmente pulidas o labradas. Para el acabado, se suele utilizar una o varias capas de barniz.

La mampostería de piedra es un sistema en el cual aprovechamos la totalidad de los materiales disponibles, que pueden ser toscos o labrados. Se trata de un sistema limpio, sencillo y eficiente, capaz de embellecer y aportar calidez a los espacios. Además, es muy respetuoso con el medio ambiente, ya que no genera desperdicios ni elementos contaminantes. Si estás interesado en obtener este tipo de servicios, no dudes en contactar con nosotros. En Hargin contamos con profesionales que realizan trabajos de calidad, y empleamos rocas de la zona.

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Lo más visto
  • Lauburu es un término en euskera que significa cuatro cabezas. El término procede de las palabras en euskera lau: …

  • La mampostería es un sistema utilizado por la construcción tradicional. Consiste en construir muros mediante el uso de …

  • En Hargin nos dedicamos a suministrar piedra para empresas constructoras, entre otros productos y servicios. Cada vez …

  • Si has llegado hasta aquí, probablemente estés pensando en usar piedra para la construcción o decoración de algo que …

  • La limpieza de lapidas de mármol es más sencillo de lo que crees. Estas lápidas destacan por su belleza, facilidad de …